Cada vez que cambia el año, es habitual que suban impuestos, que haya tasas públicas que aumenten su coste y que algunas situaciones que dábamos por normales, pasen a dejar de estarlo. Y la Dirección General de Tráfico decidió tiempo atrás tener su parte de protagonismo en la llegada del nuevo año. Total, que el Año Nuevo trae un significativo cambio en la normativa con la que nos regimos para circular. Veámoslo.

1.- En moto, casco, guantes y cazadora. Este verano se acabó el ver circulando a motoristas disfrutando del viento en los brazos y las manos. Fin de la historia. Desde el inicio del año es obligatorio circular en motocicleta con guantes y cazadora. Una medida de seguridad evidente, pero que en las zonas más cálidas de la península costará imponer. ¿Recuerdan aquel anuncio de 1981 sobre el casco obligatorio en moto? Era este. Pues ahora habrá que actualizarlo.

Bien, esta es la primera de las novedades, que lógicamente no empezará a apreciarse por estas tierras mesetarias hasta que está bien entrada la primavera y veamos a algún agente de la autoridad llamando la atención a algún motero despistado.

2.- La ITV. No, tranquilos, la ITV sigue siendo obligatoria, nadie nos va a evitar pasar ese trago. Lo que sí va a pasar es que cuando no la pases no vas a tener que regresar obligatoriamente a la misma. En 2018 podrás elegir a que ITV vas a pasar la revisión que no te aprobaron. Más aún, las estaciones de inspección deberán tener herramientas informáticas de diagnóstico que puedan conectarse a las centralistas electrónicas del vehículo al que han de revisar. La idea es que todo sea más profundo. Habrá que seguir haciendo lo mismo, pero ahora a lo que observe el ojo humano se le añadirá lo que vean los algoritmos de análisis.

3.- Esta novedad va para los que posean un coche clásico. Hasta ahora son aquellos que tienen más de 25 años. Pues bien, cambia la cifra y ahora asciende hasta los 30. El motivo es equipararse con Europa. Es lo único que varía en este sector.

4.- Ayuda a Pegasus. A la DGT no le termina de parecer suficiente el ojo vigilante del Pegasus, y lo va a reforzar con avionetas. Y las avionetas vuelan más alto que los helicópteros, así que no son fáciles de detectar, precisamente. Tráfico ya las ha probado, según la página web soymotor.com. En Canarias. Eso sí, añade este medio especializado que las cámaras de estas avionetas han de ser homologadas continuamente, por lo que sus multas son aún muy recurribles.

5.- Si eres reincidente, si te han retirado el carnet por conducir bajo el efecto de las drogas o el alcohol, vas a empezarlo a tener mucho más complicado para recuperarlo.

Fuente: http://www.elnortedecastilla.es/sociedad/2018-prohibido-circular-20171227215322-nt.html